Siempre que necesite añadir líquido al cocinar con la olla a presión puede considerar la incorporación de líquidos aromatizante o salsas para mejorar el sabor de sus platos. Líquidos ligeros, como el vino, la cerveza o caldo de verduras puede ser utilizado libremente hasta el nivel máximo permitido. Otros más gruesos como salsas  deberán ser diluidos para evitar que se quemen. Agregue por lo menos ¼ taza de agua u otros líquidos ligeros aromatizantes por cada 2 tazas de salsa. En cuanto a los productos lácteos tales como leche, queso crema o yogur, estos deberán añadirse después de la cocción a presión, ya que tienden a separar y dejar un aspecto de cuajada a fuego alto.

 
Al utilizar nuestra web aceptas el uso de cookies, puedes obtener ms informacin sobre las cookies y su uso en nuestra Poltica de Cookies. Aceptar